Archive for febrero, 2010

26 febrero 2010

Registro de Bicicletas | Barcelona y la bici | Moverse en bicicleta | Web de la ciudad de Barcelona

Registro de Bicicletas | Barcelona y la bici | Moverse en bicicleta | Web de la ciudad de Barcelona

Posted using ShareThis

Anuncios
23 febrero 2010

22 febrero 2010

18 febrero 2010

16 febrero 2010

Banksy Speaks in Berlin – indieWIRE

Banksy Speaks in Berlin – indieWIRE

8 febrero 2010

Afectados por cooperativas de viviendas en Madrid

En los próximos días, van a aparecer con mas frecuencia en los medios la noticia de miles de afectados de cooperativas de viviendas en el Sudeste de Madrid (Ofigevi, en mi caso) que han perdido gran parte de sus ahorros por una mala gestión y la falta de voluntad política (y en la que el IU ha tenido también bastante culpa, por sus alianzas con el PP).

En esta ampliación del Sudeste, miles de familias llevan más de diez años apuntados a cooperativas para conseguir comprar una vivienda a un precio razonable. Desde el principio, ni a Esperanza Aguirre ni a sus amigos constructores les interesaba urbanizar zonas en las que se fueran a construir viviendas gestionadas por gente que no tenía ánimo de lucro (no sacaban tajada), por lo que ha ido retrasando los planes urbanísticos.

Después de que Esperanza Aguirre subiera el precio del metro de vivienda protegida, ya no compensa, por lo que las cooperativas tienen el peligro de la quiebra, y no se sabe qué pasará con los ahorros de los cooperativistas.

Mientras la señora Aguirre hace sorteos simbólicos de viviendas para unos pocos, hay muchas historias de gente que no puede acceder a una vivienda como sí lo hicieron nuestros padres.

Miles de parejas y familias han ido retrasando (o rompiendo) sus planes de futuro porque tenían sus ahorros invertidos en estas cooperativas, y ahora que ha caído la construcción, lo han perdido casi todo.

No se trata de otros casos que también han llegado a los medios como los de Forum o Afinsa (también engañados) ya aquí no se especulaba con dinero, sino con la ilusión de una vivienda.

Solo les pido que miren por los intereses de ciudadanos sencillos, trabajadores a los que han engañado por culpa de su deseo de conseguir una casa a un precio razonable.

Los políticos se han olvidado de la clase media (lo que queda de ella), del obrero, del ciudadano que paga sus impuestos pero no se beneficia de ellos porque no necesita integración social. La izquierda denuncia el chabolismo, algo que cuesta entender en la Europa del siglo XXI, pero el ciudadano no entiende que se pidan viviendas gratuitas, ya que una cosa es integrar y otra regalar cuando no se han creado políticas sociales y solo se quiere esconder la suciedad debajo de la alfombra.

Sigo pensando que quien vota a la derecha en Madrid no es consciente de que están destrozando el acceso a los servicios sociales básicos (vivienda, educación y sanidad) que tantos años y esfuerzos había costado conseguir, pero la falta de oposición por parte de la izquierda hace que, desgraciadamente, esto sea inevitable.

8 febrero 2010

Afectados de cooperativas de viviendas

En los próximos días, van a aparecer con mas frecuencia en los medios la noticia de miles de afectados de cooperativas de viviendas en el Sudeste de Madrid (Ofigevi, en mi caso) que han perdido gran parte de sus ahorros por una mala gestión y la falta de voluntad política.

En esta ampliación del Sudeste, miles de familias llevan más de diez años apuntados a cooperativas para conseguir comprar una vivienda a un precio razonable. Desde el principio, ni a Esperanza Aguirre ni a sus amigos constructores les interesaba urbanizar zonas en las que se fueran a construir viviendas gestionadas por gente que no tenía ánimo de lucro (no sacaban tajada), por lo que ha ido retrasando los planes urbanísticos.

Después de que Esperanza Aguirre subiera el precio del metro de vivienda protegida, ya no compensa, por lo que las cooperativas tienen el peligro de la quiebra, y no se sabe qué pasará con los ahorros de los cooperativistas.

Mientras la señora Aguirre hace sorteos simbólicos de viviendas para unos pocos, hay muchas historias de gente que no puede acceder a una vivienda como sí lo hicieron nuestros padres.

Miles de parejas y familias han ido retrasando (o rompiendo) sus planes de futuro porque tenían sus ahorros invertidos en estas cooperativas, y ahora que ha caído la construcción, lo han perdido casi todo.

No se trata de otros casos que también han llegado a los medios como los de Forum o Afinsa (también engañados) ya aquí no se especulaba con dinero, sino con la ilusión de una vivienda.

Solo les pido que miren por los intereses de ciudadanos sencillos, trabajadores a los que han engañado por culpa de su deseo de conseguir una casa a un precio razonable.

Los políticos se han olvidado de la clase media (lo que queda de ella), del obrero, del ciudadano que paga sus impuestos pero no se beneficia de ellos porque no necesita integración social. La izquierda denuncia el chabolismo, algo que cuesta entender en la Europa del siglo XXI, pero el ciudadano no entiende que se pidan viviendas gratuitas, ya que una cosa es integrar y otra regalar cuando no se han creado políticas sociales y solo se quiere esconder la suciedad debajo de la alfombra.

Quien vota a la derecha en Madrid no es consciente de que están destrozando el acceso a los servicios sociales básicos (vivienda, educación y sanidad) que tantos años y esfuerzos había costado conseguir, pero la falta de oposición por parte de la izquierda hace que, desgraciadamente, esto sea inevitable.

5 febrero 2010

Esto es el liberalismo

Aunque es antiguo, conviene no olvidarlo en tiempos de crisis y recelos. Extracto de Walter Block (Mises Institute) que se puede leer en la página de la FAES:

Algunos animales son más débiles que otros. Por ejemplo, el puercoespín es un animal indefenso excepto por sus púas, el ciervo es vulnerable excepto por su velocidad. En la economía también hay personas relativamente débiles. Los discapacitados, los jóvenes, las minorías, los que no tienen preparación, todos ellos, son agentes económicos débiles. Pero al igual que les ocurre a los seres en el mundo animal, estos agentes débiles tienen una ventaja sobre los demás: la capacidad de trabajar por sueldos más bajos. Cuando el gobierno les arrebata esa posibilidad fijando sueldos mínimos obligatorios, es como si se le arrancaran las púas al puercoespín. El resultado es el desempleo, que crea una situación de desesperanza, soledad y dependencia.