Archive for enero, 2008

29 enero 2008

La justicia tumba el bulo de Aguirre sobre las sedaciones de Leganés

Anuncios
29 enero 2008

La justicia tumba el bulo de Aguirre sobre las sedaciones de Leganés

22 enero 2008

Madrid: ¿la suma de todos?

Este libro de la editorial Traficantes de sueños, refleja y explica cómo Madrid ha crecido en desigualdad y en desconexión social, a cambio de un gran crecimiento económico, como suele pasar en estos casos.

Enlace en el blog de Ladinamo

22 enero 2008

Madrid: ¿la suma de todos?

Este libro de la editorial Traficantes de sueños, refleja y explica cómo Madrid ha crecido en desigualdad y en desconexión social, a cambio de un gran crecimiento económico, como suele pasar en estos casos.

Enlace en el blog de Ladinamo

16 enero 2008

Remodelación de la plaza de la Cebada

Por medio de un trabajador de la piscina de la Latina, al lado del mercado de la Cebada, he conocido la triste noticia de que, en un plazo de tiempo, se va a tirar el edificio. Todavía no he averigüado si la demolición afectará solo al polideportivo o también al conocido mercado, y si esto se debe a otra operación especulativa en pleno centro, o si se trata de una “mejora” como la del mercado de San Miguel, que después de varios años, ahora va a ser algo que nada tenía que ver con lo que fue.
Pase lo que pase con el proyecto final, un tiempo de obras e incomodidades no los quita nadie, con la pérdida de un espacio deportivo que, a pesar de candidaturas preolímpicas, no están muy bien valorados por el ayuntamiento, con precios cada vez más altos a la hora de practicar deporte, por culpa de la progresiva privatización de estos servicios.La segunda es que se trata de un edificio importante (el mercado tiene un premio nacional de arquitectura) y la piscina tiene unos ventanales maravillosos que conoce cualquiera que haya estado dentro. Esta manía por modernizar destruye patrimonio, cultura de una ciudad que la va perdiendo poco a poco por gestores que buscan beneficios a corto plazo, y que ha destrozado en los últimos años desde casas familiares con el típico ladrillo rojo madrileño hasta palacetes en la Castellana.Es una modernidad mal entendida (solo impera el amigismo con las contructoras para contratar proyectos) que por ejemplo, no se entiende en ciudades más modernas como Barcelona, donde las remodelaciones van encaminadas más a la comodidad, manteniendo una arquitectura peculiar que se mezcla con arquitectura del siglo XXI.
El mensaje que quiero transmitir no es el de evitar los cambios, pero pienso que siempre es mejor crear que destruir, y hay muchas zonas de Madrid que carecen de todo.
16 enero 2008

Remodelación de la plaza de la Cebada

Por medio de un trabajador de la piscina de la Latina, al lado del mercado de la Cebada, he conocido la triste noticia de que, en un plazo de tiempo, se va a tirar el edificio. Todavía no he averigüado si la demolición afectará solo al polideportivo o también al conocido mercado, y si esto se debe a otra operación especulativa en pleno centro, o si se trata de una “mejora” como la del mercado de San Miguel, que después de varios años, ahora va a ser algo que nada tenía que ver con lo que fue.
Pase lo que pase con el proyecto final, un tiempo de obras e incomodidades no los quita nadie, con la pérdida de un espacio deportivo que, a pesar de candidaturas preolímpicas, no están muy bien valorados por el ayuntamiento, con precios cada vez más altos a la hora de practicar deporte, por culpa de la progresiva privatización de estos servicios.La segunda es que se trata de un edificio importante (el mercado tiene un premio nacional de arquitectura) y la piscina tiene unos ventanales maravillosos que conoce cualquiera que haya estado dentro. Esta manía por modernizar destruye patrimonio, cultura de una ciudad que la va perdiendo poco a poco por gestores que buscan beneficios a corto plazo, y que ha destrozado en los últimos años desde casas familiares con el típico ladrillo rojo madrileño hasta palacetes en la Castellana.Es una modernidad mal entendida (solo impera el amigismo con las contructoras para contratar proyectos) que por ejemplo, no se entiende en ciudades más modernas como Barcelona, donde las remodelaciones van encaminadas más a la comodidad, manteniendo una arquitectura peculiar que se mezcla con arquitectura del siglo XXI.
El mensaje que quiero transmitir no es el de evitar los cambios, pero pienso que siempre es mejor crear que destruir, y hay muchas zonas de Madrid que carecen de todo.