Archive for febrero, 2007

16 febrero 2007

Así ve a Madrid el New York Times


“Pobre Madrid. Anclada en la mitad de España, la ciudad ha sido vista mucho tiempo como la hermana provinciana y aletargada de Barcelona. Incluso hoy, puedes ver niñas vestidas igual que lo hacían sus madres, con vestidos al estilo de los años 40 y abrigos a juego. Pero ése es el encanto de Madrid.”

Esta noticia apenas se ha oido en los medios de la capital, empeñada en aumentar un turismo que no por masivo es exitoso, ya que lo que no se tiene en cuenta es la opinión de los que dejan la ciudad, que visitan igual que nosotros visitaríamos la capital de cualquier país, sin que ello signifique que sea la más atrayente (a pesar de tener la mejor pinacoteca del mundo, por obras (y en obras),que no por instalaciones.

màc

Enlace a noticia en NYT

Anuncios
16 febrero 2007

Así ve a Madrid el New York Times


“Pobre Madrid. Anclada en la mitad de España, la ciudad ha sido vista mucho tiempo como la hermana provinciana y aletargada de Barcelona. Incluso hoy, puedes ver niñas vestidas igual que lo hacían sus madres, con vestidos al estilo de los años 40 y abrigos a juego. Pero ése es el encanto de Madrid.”

Esta noticia apenas se ha oido en los medios de la capital, empeñada en aumentar un turismo que no por masivo es exitoso, ya que lo que no se tiene en cuenta es la opinión de los que dejan la ciudad, que visitan igual que nosotros visitaríamos la capital de cualquier país, sin que ello signifique que sea la más atrayente (a pesar de tener la mejor pinacoteca del mundo, por obras (y en obras),que no por instalaciones.

màc

Enlace a noticia en NYT

16 febrero 2007

Facto de la fé

Conciertos como el de Facto de la fe en la sala Galileo de Madrid podrían sorprender a cualquiera, entendidos, veteranos, novatos o despistados.
El grupo barcelonés se encuentra en ese bonito estado entre el éxito y la inocencia (creo que era su primera actuación en la capital), entre la creatividad y que tu canción suene junto a éxitos de masas en una banda sonora de una película de amplio éxito nacional.
La frescura estaba presente en la sala, al igual que un público entregado que seguramente descubrió su música apenas unas semanas atrás. El mediterráneo bañó la meseta y se empapó de una energía que también entregaba hacia el escenario, aunque la frontera entre artista y público era insignificante.
Canciones que sorprendían en el disco (sobre todo con unas letras llenas de poesía y amor por la buena vida en armonía con el mundo) se multiplicaban en directo y se transformaban en pequeñas fiestas con globos, papelitos de colores y mucho, mucho amor.

màc

16 febrero 2007

Facto de la fé

Conciertos como el de Facto de la fe en la sala Galileo de Madrid podrían sorprender a cualquiera, entendidos, veteranos, novatos o despistados.
El grupo barcelonés se encuentra en ese bonito estado entre el éxito y la inocencia (creo que era su primera actuación en la capital), entre la creatividad y que tu canción suene junto a éxitos de masas en una banda sonora de una película de amplio éxito nacional.
La frescura estaba presente en la sala, al igual que un público entregado que seguramente descubrió su música apenas unas semanas atrás.El mediterráneo bañó la meseta y se empapó de una energía que también entregaba hacia el escenario, aunque la frontera entre artista y público era insignificante.
Canciones que sorprendían en el disco (sobre todo con unas letras llenas de poesía y amor por la buena vida en armonía con el mundo) se multiplicaban en directo y se transformaban en pequeñas fiestas con globos, papelitos de colores y mucho, mucho amor.

màc

16 febrero 2007

Facto de la fé

Conciertos como el de Facto de la fe en la sala Galileo de Madrid podrían sorprender a cualquiera, entendidos, veteranos, novatos o despistados.
El grupo barcelonés se encuentra en ese bonito estado entre el éxito y la inocencia (creo que era su primera actuación en la capital), entre la creatividad y que tu canción suene junto a éxitos de masas en una banda sonora de una película de amplio éxito nacional.
La frescura estaba presente en la sala, al igual que un público entregado que seguramente descubrió su música apenas unas semanas atrás.El mediterráneo bañó la meseta y se empapó de una energía que también entregaba hacia el escenario, aunque la frontera entre artista y público era insignificante.
Canciones que sorprendían en el disco (sobre todo con unas letras llenas de poesía y amor por la buena vida en armonía con el mundo) se multiplicaban en directo y se transformaban en pequeñas fiestas con globos, papelitos de colores y mucho, mucho amor.

màc

16 febrero 2007

Honrados pero egoístas

La decisión del ayuntamiento de Móstoles de vallar un parque para impedir su disfrute a los vecinos de Alcorcón, suena tan absurda como preocupante y quizás sea muestra de un mal estado general de convivencia social y ciudadanía.

Cuando ya muchos parques se quedan vacíos después de las masivas migraciones a los centros comerciales, ahora resulta que los espacios públicos se pueden compartir, pero solo a nivel local, y aparece un nuevo sentimiento nacionalista en ciudades dormitorio, cuyos únicos símbolos de identidad podrían ser las famosas rotondas en uno o un gran centro de muebles en el otro (la decisión de cortar el paso ha sido apoyada por los vecinos).

Siempre me he encontrado más agusto en el sur de Madrid que en el norte. He estudiado allí, tengo más amigos, y me siento más identificado, ya que prácticamente comparto orígenes de inmigración con la mayoría de la población de las grandes ciudades de la zona.
Y por eso esto es tan ilógico, como también preocupante aunque no lo parezca, ya que realmente sufrimos una enajenación de lo que se consiguió hace tan pocos años, que parece que no sabemos a quién debemos reclamar los recursos que nos pertenecen.
Y esto explicaría muchas otras cosas, como culpar a los inmigrantes de que ahora esperamos más que antes para que nos atienda el médico, cuando realmente es quien controla la sanidad el que sabía lo que iba a pasar desde hacía mucho tiempo.
Seguramente esto no es para tanto, y estoy utilizando un hecho aislado como una metáfora exagerada; pero es un pequeño ejemplo que nunca se daría en condiciones normales, como tampoco el de que la mayoría de una población crea en rumores aislados para justificar un odio tan irracional como aterrador.

màc

16 febrero 2007

Honrados pero egoístas

La decisión del ayuntamiento de Móstoles de vallar un parque para impedir su disfrute a los vecinos de Alcorcón, suena tan absurda como preocupante y quizás sea muestra de un mal estado general de convivencia social y ciudadanía.

Cuando ya muchos parques se quedan vacíos después de las masivas migraciones a los centros comerciales, ahora resulta que los espacios públicos se pueden compartir, pero solo a nivel local, y aparece un nuevo sentimiento nacionalista en ciudades dormitorio, cuyos únicos símbolos de identidad podrían ser las famosas rotondas en uno o un gran centro de muebles en el otro (la decisión de cortar el paso ha sido apoyada por los vecinos).

Siempre me he encontrado más agusto en el sur de Madrid que en el norte. He estudiado allí, tengo más amigos, y me siento más identificado, ya que prácticamente comparto orígenes de inmigración con la mayoría de la población de las grandes ciudades de la zona.
Y por eso esto es tan ilógico, como también preocupante aunque no lo parezca, ya que realmente sufrimos una enajenación de lo que se consiguió hace tan pocos años, que parece que no sabemos a quién debemos reclamar los recursos que nos pertenecen.
Y esto explicaría muchas otras cosas, como culpar a los inmigrantes de que ahora esperamos más que antes para que nos atienda el médico, cuando realmente es quien controla la sanidad el que sabía lo que iba a pasar desde hacía mucho tiempo.
Seguramente esto no es para tanto, y estoy utilizando un hecho aislado como una metáfora exagerada; pero es un pequeño ejemplo que nunca se daría en condiciones normales, como tampoco el de que la mayoría de una población crea en rumores aislados para justificar un odio tan irracional como aterrador.

màc