La temporalidad crece más en el empleo público que en el privado

A pesar de que la precariedad continua del empleo privado, había provocado el curioso hecho de que casi todos queramos ser funcionarios, sencillamente porque tiene mejores condiciones (mayor estabilidad y salario, cuando hace unos años ser funcionario era casi como un fracaso personal), parece ser que también el empleo público se apunta al carro de la explotación, porque claro, tampoco es plan de no estar a la moda, y es que entre todos debemos colaborar a que Madrid sea una potencia económica, al igual que lo llegaron a ser las potencias coloniales o cualquiera que consiga mano de obra barata, eso sí, todo legal.

Si alguien quiere documentación extendida, que se pase por la web de las FAES, que ya Aznar fue un pionero en todo esto de los logros económicos como fin que justifica los medios; pero si lo que se quiere es argumentar que los beneficios económicos deben ir acompañados de mejoras laborales y de calidad de vida, que lea cualquiera de las últimas entrevistas a Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía y ex-asesor de Clinton (lo mismito).

Enlace a noticia en 20minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: